Blog de mamá novata treintañera

Baby led weaning o la pesadilla de la alimentación complementaria: día 1

Como deduzco que para que alguien llegue a leer esto tiene que haber leído cientos si no miles de entradas, voy a ir casi al grano.

El método consiste en ofrecer al niño sólidos que él pueda coger y masticar con las encías. La regla de oro es que tú no le puedes poner al niño la comida en la boca ni debes distraerle mientras come...

Repaso todo esto con mi marido antes de empezar y ¿qué hace él? Ponerle un macarrón en la boca... Entiendo que estuviera frustrado porque Enano tardaba mucho en coger uno y llevárselo a la boca, que a mi también me ha pasado, pero jolín...! De hecho casi todos los macarrones acababan en un rincón de la trona... sólo uno ha rozado los labios, pero lo ha tirado igualmente.

Ahora veamos los posibles fallos:

La trona: heredada, como debe ser. Se la ve poco apta para estos menesteres. Enano ha tenido que sentarse en un cojín doblado, con trapos en el respaldo y era superdifícil acceder a la comida porque tiene un borde muy alto. Hemos dado casi del todos de sí las correas para sujetarle... O sea que comodidad cero.

El marido: diciendo... "uy, que nos veo en el mundo de la maicena y las papillas hasta que este atine a llevarse las cosas a la boca..."

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: