Blog de mamá novata treintañera

El club de las malas madres

Esta mañana me levanto a las diez con un whatsapp de mi vecino sobre un artículo de El País sobre un club de malas madres...

http://elpais.com/elpais/2014/03/25/eps/1395769891_171067.html

Al principio era como de ¿que soy una mala madre porque quiero tener tiempo para mi? Bueno, en realidad la cosa va de eso y de seguir siendo mujer aunque no seas una madre perfecta... pero es que a mi me sigue suponiendo un problema eso de ser mujer... jamás lo he tenido fácil para encajar en el estereotipo de mujer preocupada por sí misma en cuanto a físico, más allá del tema perdamos unos kilillos. Tampoco en el de madre abnegada o en el de hippi con su portabebès y crianza natural a tope...

Pero me reivindico como una mala madre porque jamás he bañado a mi hijo a diario, entre otras cosas porque no disfruto del momento, no he vuelto al trabajo porque no me veo capaz de compatibilizarlo con la maternidad reciente, hago lo del blw no porque crea que es lo mejor para el niño, sino porque paso de la esclavitud de los purés y el calendario de comidas, me tiro casi todo el día en casa pero no tengo tiempo para limpiar y fregar, nunca o casi nunca visto primorosamente al niño cuando le saco y además le duermo al pecho porque para mi es cómodo, aunque resulte un infierno para los demás...

A eso, que no es poco, añadamos la de veces que estoy metida en internet o con el móvil mientras estoy con mi bebé... que alguna vez se ha dado con el aparato en cuestión en el coco... 

Así que por todo ello me considero una mala madre, en el sentido de que quiero y me preocupo por mi hijo, pero no estoy dispuesta a ser la madre perfecta bajo ningún punto de vista.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: